Cuidados en el Puerperio

¿Qué es el puerperio?

Es el período que sigue al parto, ya sea por vía vaginal o cesárea. Dura aproximadamente 40 días o 6 semanas, por eso también se llama cuarentena. Durante este período los cambios efectuados por el embarazo (fisiológico, anatómico y endocrino) desaparecerán poco a poco.

Si el parto ha sido vaginal y se ha realizado una episiotomía, se presentaran molestias como: inflamación, ardor al orinar e incluso dolor los primeros días, los mismos que irán desapareciendo paulatinamente. Se puede utilizar una bolsa fría en el sitio y en ocasiones será preciso tomar analgésico. Los puntos se caen solos, no obstante debe tener presente:

  • Lavarse cuantas veces se requiera con agua templada y jabón preferentemente después de orinar o evacuar (no limpiarse con papel), además del baño diario y secarse cuidadosamente.
  • En caso de parto por cesárea, puede ducharse todos los días con agua y jabón, permitir que se seque la herida y posteriormente cubrir con gasa y seguir las indicaciones de su médico.
  • La cicatriz de la herida debe ser lavada normalmente durante el baño, en general los puntos se retiran a los 7 días de operada.

Algunas mujeres después del parto desarrollan trayectos venosos en la región ano rectal llamados hemorroides, las cuales pueden doler, generalmente mejoran gradualmente, si molestan mucho es necesario que su médico le indique algún medicamento.

Puede tener problemas para orinar, necesitando esperar un rato antes de que salga la orina, esto es norma, es importante que no aguante las ganas de orinar y que tome suficientes líquidos.

La leche materna es la manera natural de alimentar a su bebé. Mientras lo amamanta está en contacto íntimo con su bebé. La leche materna satisface todas las necesidades del bebé para un adecuado crecimiento durante los primeros 4-6 meses de vida, también se protege de algunas enfermedades.

Lavar los pezones por lo menos una vez al día con agua tibia y jabón suave, secando bien, sin frotar. Puede limpiarlos antes de cada toma con algodón o gasa empapados en manzanilla o agua tibia. Después de la toma, mantener bien secos los pechos y cubrirlos con algo apropiado. Se recomienda utilizar sujetador de algodón. La producción de leche se adapta a lo que va demandando él bebé conforme van pasando los días.

Es recomendable acudir a su médico, previo a iniciar la actividad sexual, pues la mayoría de las mujeres no presenta su periodo menstrual durante la lactancia materna y su fertilidad disminuye por falta de ovulación, pero no están exentas de quedar embarazadas por lo que se debe tomar precauciones.

Deberá reportar a su médico si presenta:

  • Temperatura mayor a 37.5 grados centígrados.
  • Sangrado mayor a una menstruación abundante.
  • Secreción maloliente.
  • Dolor intenso en algún punto específico de las extremidades inferiores.
  • Dolor en las mamas acompañado de fiebre.
  • Decaimiento excesivo, tristeza y rechazo hacia el bebé, (es normal durante los primeros días un cierto grado de depresión o ansiedad).

  • Los primeros días se debe guardar reposo moderado y no realizar actividades domésticas pesadas, sobre todo si el parto ha sido mediante cesárea.
  • Se debe vigilar la temperatura de vez en vez en cuando (por la tarde) que no debe pasar de 37.5 grados centígrados.
  • La alimentación debe ser sana, variada y rica en proteínas (carnes, pescado, leche, frutas y verduras) prescindiendo de comidas picantes, especias, vinagres y grasas animales como embutidos, tocino, etc.
  • A veces es necesario implementar la dieta con algún complejo vitamínico, hierro o ácido fólico, sobre todo si va a dar pecho, pregunte a su médico.
  • Se puede utilizar una faja abdominal de compresión moderada y retirarse paulatinamente a medida que se pueda realizar ejercicios suaves a favorecer que los tejidos vuelvan a la normalidad.
  • Levantarse poco a poco para evitar marearse, primero debe sentarse y luego caminar.
  • Aseo del área genital de 2-3 veces al día con agua y jabón.
  • Deambulación precoz, en las primeras horas después del parto, siempre con ayuda de alguien para no caerse.
  • Si los entuertos son fuertes tomar un analgésico indicado por el médico.
  • Es normal no evacuar el primer día, por la escasa ingesta de alimentos o por la aplicación de enema.
  • Es conveniente usar un sostén de lactancia.
  • Se puede bañar en regadera al día siguiente del parto.